Tarragona cuenta con la primera academia de sirenas y tritones de Europa

La Odisea, el inmortal poema de Homero, narra como Ulises, después de ganar la guerra de Troya, inicia el regreso a Itaca.

Un viaje que lejos de ser apacible y triunfal acaba convirtiéndose en una expedición llena de aventuras y peligros.

Uno de los episodios más célebres de esta travesía sucede entre Sorrento y la isla de Capri, en el sur de Italia.

Sirenas y tritones en la academia de sirenas


Ulises había sido advertido de que, una vez llegado a este punto del trayecto, se encontraría con la isla de las sirenas.

Estas, se pondrían a cantar para enloquecer a la tripulación que acabaría tirándose al mar haciendo naufragar las naves.

Por ello, Ulises decide tapar con cera los oídos de su gente.

Él, sin embargo, no resiste a la tentación y al deseo de escuchar y ver las sirenas y se hace atar a un mástil para disfrutar del momento sin poner en peligro sus hombres.


Las sirenas de Tarragona

Las legendarias sirenas, doncellas marinas que atraen a los navegantes con la belleza y dulzura de su canto, siguen nadando por el Mediterráneo.

Pero desde hace poco más de un año han dejado la costa amalfitana para instalarse al abrigo de las aguas cálidas del Mare Nostrum que bañan la costa de Tarragona.

Aquí se las puede ver remover la cola y haciendo todo tipo de figuras en Cala Romana, en la playa de los Capellans o en Tamarit cuando comienza la temporada de baño.

Sirenas en el agua


Las descendientes de aquellas sirenas, sin embargo, han perdido pocas virtudes y han ganado muchas otras.

Estos seres mitológicos, sin embargo, ya no representan ningún peligro para los barcos que pasan por delante de la costa de Tarragona.

Todo lo contrario. Hoy se relacionan de una manera mucho más amistosa con la población local y los turistas que visitan la ciudad, enseñándoles a nadar, a hacer figuras y a participar en juegos.

Tanto es así que han creado la primera academia de sirenas de Europa, la Sirenas Mediterranean Academy.

La experiencia vivencial, que se puso en marcha el año pasado con un notable éxito, está abierta a cualquier persona que le guste jugar y moverse en el agua, y que quiera pasar un rato divertido a la vez que aprender algo de educación sobre el mar y la salud.


El nacimiento de la primera academia de sirenas

Detrás del proyecto de Sirenas Mediterranean Academy están Susana Seuma y Alejandro Rodríguez.

Alejandro, Susana y una sirena posando


Explica Alejandro que Susana era muy aficionada al submarinismo y al mar, pero que a raíz de un accidente de tráfico estuvo tres años sin poder nadar.

Un día, convaleciente aún en el comedor de casa, que está lleno de fotografías de submarinismo, tuvo la idea.

«¿Por qué no abrimos una academia de sirenas?«, dijo.

¡Dicho y hecho!

Hoy, Susana y cuatro monitores más enseñan a sus alumnos –de todas las edades!– a moverse de la misma manera lo haría una sirena o un tritón.

Clase de inicio en la academia de sirenas


La academia imparte dos niveles, el bautizo (a un precio de 39 €) y el avanzado (€ 49), que varía según la experiencia de la persona y la exigencia de los ejercicios.

La actividad se ofrece tanto en espacios naturales, como playas y lagos, como en piscinas de uso público y privado.

Además, Sirenas Mediterranean Academy ofrece una gama diversa de espectáculos que pueden ser contratados en celebraciones, inauguraciones o grandes eventos, públicos y privados.

¿Os animáis a nadar como una sirena o un tritón? ¡Apúntate a la experiencia!

Compartir:
back-to-top