Tarrorífic: Historias alrededor de la muerte

Imagen: Rafael López-Monné / Argos Tarragona

Ricos, pobres, romanos, medievales o contemporáneos. La muerte es de las pocas certezas que nos iguala a todos, dejando de todos nosotros sólo el recuerdo. Su huella, sin embargo, nos genera una mezcla de miedo y curiosidad que nos empuja a querer conocer esta cara más desconocida de Tarragona y sus habitantes, una opción ahora posible a través de Tarrorífic. El programa de visitas culturales y turísticas con motivo de Todos los Santos, que este año ha llegado a su segunda edición, ofrece propuestas basadas en la relación de la ciudad con la muerte, a través de las diferentes épocas y de las leyendas que se han ido transmitiendo de generación en generación. La programación, impulsada por Argos Tarragona con el apoyo del Patronat Municipal de Turisme de Tarragona, arrancó el 26 de octubre y se alargará hasta el día 3 de noviembre.

Imagen: Gabriella Nonino / Argos Tarragona

Las experiencias de Tarrorífic han comenzado en el lugar más concurrido quizás durante estas fechas, el cementerio de Tarragona. A través de una visita cultural, los guías de Argos nos propusieron el pasado 26 de octubre acercarnos a la historia de una instalación que, tradicionalmente, las ciudades siempre sitúan lejos de su centro. Fundado en 1809, el cementerio de Tarragona se creó en plena superpoblación, tanto del ámbito de los vivos como de los muertos, provocada por la Guerra de la Independencia. Pasear por él es una oportunidad para ver cómo el recuerdo que muchos de sus inquilinos han dejado nos permite, al mismo tiempo, trazar la historia moderna de la ciudad. El próximo 3 de noviembre podréis comprobarlo en una nueva visita al cementerio, a las 12 h del mediodía.

Imagen: Azahara Palomares / Snik Comunicació

A la extraña incomodidad emocional que puede provocar adentrarse como un turista entre tumbas y nichos, Tarrorífic le añado la curiosidad y belleza de las anécdotas que permitan sacar una sonrisa e, incluso, impresionarnos ante las historias de héroes que han dejado su huella en la ciudad ( y que aún conviven con los tarraconenses en las placas de muchas calles). El primer enterrado en el cementerio, el militar mercenario irlandés John Smith, permite adentrarse en las historia de guerra, victoria y fracaso de la guerra contra Napoleón, que dejaron otro inquilino de prestigio en el lugar de reposo de los tarraconenses: el general Teodoro Reding. Pero también sentirse emocionado por el impacto mucho más cercano de las víctimas de la guerra civil y del franquismo enterradas en la fosa comuna del cementerio.

Imagen: Azahara Palomares / Snik Comunicació

La visita deja espacio también para descubrir muchas curiosidades. Como que el gran mausoleo de los marqueses de Tamarit, uno de los elementos que llama la atención de todos los visitantes, quería ser una imitación del mítico Mausoleo de Halicarnaso, una de las siete maravillas de la Antigüedad. O cómo un ministro de exteriores de la dictadura franquista conserva una conexión con Tarragona e, incluso, con una de las heroínas populares de la Guerra de la Independencia, que está en el origen del mismo cementerio.

Imagen: Azahara Palomares / Snik Comunicació

La forma en la que entendemos y expresamos la muerte y el recuerdo de los difuntos en el cementerio de Tarragona guarda una conexión muy directa con la forma en la que la vivían los antepasados de la antigua Tarraco. Tarrorífic propone adentrarnos por primera vez en las raíces de nuestras tradiciones funerarias y del culto a los difuntos con una visita muy especial a la Necrópolis Paleocristiana. Las visitas se harán el martes 30 y miércoles 31 a las 16.45 h.

Imagen: Manel Antolí / RV Edipress

Pero la muerte al mismo tiempo también nos genera una especie de curiosidad lúdica, en la que disfrutamos de la tensión de sabernos rodeados de elementos sobrenaturales, y buscamos aquella sensación de piel de gallina que tan sólo las historias más oscuras nos pueden provocar. Estas son las sensaciones que quiere evocar la visita nocturna a la Part Alta «Leyendas e historias góticas de Tarragona», que Argos ofrece a través de Tarrorífic desde el 31 de octubre y hasta el 3 de noviembre, con dos sesiones diarias no recomendadas para los más miedosos.

Imagen: Rafael López – Monné / Argos Tarragona

En esta escalofriante visita, el encuentro de noche por las callejuelas del casco antiguo de Tarragona estará llena de sorpresas y giros inesperados. Las leyendas más oscuras de Tarragona, los episodios vinculados al espiritismo, y los personajes más enigmáticos, se darán cita en una ruta teatralizada en la que los visitantes tendrán que estar atentos en cada esquina, e, incluso, buscar en la oscuridad quién tiene que ser su guía.

Imagen: Rafael López-Monné / Argos Tarragona

La muerte se acerca así unos días a pie de calle para mostrarnos una experiencia diferente y única de visita de la ciudad. Si queréis ser uno de los valientes que experimenten en primera persona todas estas sensaciones, podéis reservar vuestra plaza en la página web de Tarrorífic y en el correo reservas@argostarragona.com.

Imagen: Gabriella Nonino / Argos Tarragona

 

Compartir:
back-to-top